Detectores de Calor

Detectores de Calor

Los detectores de calor son más que simples sensores; son los protectores que, con precisión térmica, contribuyen a tu tranquilidad y seguridad constante. Su tarea es clara: detectar cualquier aumento significativo de calor y, al hacerlo, desencadenar respuestas rápidas y efectivas.

Mostrando 1–16 de 19 resultados

Detectores de temperatura tipo lápiz

Estos dispositivos son ideales para la detección temprana de posibles riesgos de incendio, su diseño los hace perfectos para una amplia gama de aplicaciones.

Detectores de temperatura convencionales

Descubre la tranquilidad que ofrecen nuestros Detectores de Temperatura Convencionales. Diseñados para una detección confiable de cambios de temperatura, estos dispositivos son la elección perfecta para proteger tus espacios contra posibles riesgos de incendio.

Detectores de temperatura direccionables

Descubre el siguiente nivel de seguridad con nuestros Detectores de Temperatura Direccionables. Diseñados para brindar una detección precisa y localización exacta de cambios de temperatura, estos dispositivos son indispensables para la protección eficiente de grandes instalaciones y edificios comerciales.

 

Preguntas frecuentes

¿Qué es un detector de calor?

Un detector de calor es un dispositivo que se utiliza para detectar incendios. Funciona mediante un sensor que detecta el aumento de la temperatura. Cuando la temperatura alcanza un umbral preestablecido, el detector activa una alarma.

Los detectores de calor son una forma eficaz de detectar incendios en sus primeras etapas. Esto puede ayudar a salvar vidas y reducir el daño a la propiedad.

¿Qué tipos de detectores de calor hay en el mercado?

Los detectores de temperatura fija son los más comunes. Utilizan un sensor que detecta el aumento de la temperatura. Cuando la temperatura alcanza un umbral preestablecido, el detector activa una alarma. Los detectores de temperatura fija son relativamente baratos y fáciles de instalar. Sin embargo, pueden ser menos sensibles a incendios que se desarrollan lentamente.

Los detectores de temperatura termovelocimétricos son más sensibles a incendios que se desarrollan lentamente. Utilizan un sensor que detecta la velocidad a la que aumenta la temperatura. Cuando la velocidad a la que aumenta la temperatura supera un umbral preestablecido, el detector activa una alarma. Los detectores de temperatura termovelocimétricos son más caros y difíciles de instalar que los detectores de temperatura fija. Sin embargo, son una buena opción para hogares con niños pequeños o personas con discapacidades.

¿Los detectores de calor pueden causar falsas alarmas?

Sí, los detectores de calor pueden causar falsas alarmas. Hay varias causas comunes de falsas alarmas de detectores de calor, incluyendo:

Cambios de temperatura repentinos: Los detectores de calor están diseñados para detectar aumentos de temperatura. Sin embargo, los cambios de temperatura repentinos, como los que pueden ocurrir durante una tormenta eléctrica, pueden activar una alarma falsa.
Interferencias: Los detectores de calor pueden ser interferidos por dispositivos eléctricos, como hornos, microondas o equipos de aire acondicionado.
Daños: Los detectores de calor pueden dañarse por el polvo, la suciedad o los insectos.