Agentes Limpios

Agentes Limpios Contra Incendios

Los agentes limpios contra incendio se utilizan para sofocar incendios sin dejar residuos ni dañar equipos sensibles. Su acción se centra en eliminar el oxígeno necesario para la combustión, apagando las llamas de manera eficiente.

Mostrando los 9 resultados

¿Qué son los agentes limpios?

Los agentes limpios tienen la función de mitigar, controlar y extinguir incendios desde su inicio mediante el uso de químicos especiales que no dejan residuos al evaporarse. Esto los convierte en opciones ideales para su implementación en áreas donde se requiere la protección de equipos eléctricos o artefactos de alto valor.

¿Cómo funcionan los agentes limpios contra incendios?

Los agentes limpios utilizan un químico o gas inerte almacenado en un contenedor para extinguir incendios en sus etapas iniciales. Estos pueden activarse automáticamente mediante rociadores o de manera manual a través de pulsadores manuales.

Tipos de agentes limpios

FM-200

El sistema de supresión de incendios FM-200 (Heptafluoropropano) es un gas compuesto por carbono, flúor e hidrógeno. También se conoce como HFC‐227ea, y es un gas comprimido licuado, incoloro e inodoro. Se almacena en estado líquido y se distribuye en la zona de peligro como un vapor incoloro, eléctricamente no conductor, que es transparente, no obstruye la visión y no deja residuos.

NOVEC 1230

El NOVEC-1230 apaga un incendio principalmente mediante la absorción de calor que ocurre cuando el agente cambia de líquido a vapor durante la descarga. Además, el NOVEC-1230 interrumpe la reacción de combustión, lo que contribuye a la extinción del incendio. Es fundamental destacar que el NOVEC-1230 no recurre al agotamiento de oxígeno para extinguir un incendio.

ECARO 25

El agente limpio ECARO-25 (pentafluoroetano) es un gas compuesto por carbono, flúor e hidrógeno. El HFC-125 apaga un incendio principalmente mediante la absorción de calor que ocurre cuando el agente cambia de líquido a vapor durante la descarga. Además, el HFC-125 interrumpe la reacción de combustión, contribuyendo así a la extinción del incendio. Es importante tener en cuenta que el HFC-125 no recurre al agotamiento de oxígeno para extinguir un incendio.